TIAN, un Equivalente de Creación

 

Y a cada ser se le llama, en una extraña oración, a ser un equivalente de la Creación.

Y así, por ejemplo, nos llamaron hace un tiempo –como se cuenta, 23 años- a culminar este… espacio, lugar, tiempo... TIAN: un equivalente de esa Llamada Orante.

Un equivalente que nos recuerda nuestra permanencia entre lo que limitadamente llamamos “Cielo” y “Tierra”.

Un equivalente que… crece, evoluciona, cambia, se mueve, se transforma…

Sueña, sueña en permanentes futuros… de amplificadas consciencias que nos hagan equilibristas de la vida; nos hagan títeres de la Creación; nos hagan y nos perfilen como ¡novedades insólitas!, singulares; de referencias… capaces de recrear, esperanzar y ¡amar sin recelos!, ¡sin miedos!... ¡en una eterna novedad!

Y descubierta esta llamada, dar las gracias es… un insignificante detalle, pero necesario.

Dar las gracias por la presencia de este equivalente de Creación. Y con ello, el recuerdo presente, pasado y futuro de los que creyeron, creen, y creerán en promover, ¡sin reservas!, la promoción de un estilo de vivir que respeta, que sabe orientarse, que propone, que no se enfrenta.

TIAN: un aprender continuado de imprevistos, previsiones amoldables, adaptables, que saben de dolores, sufrimientos, preocupaciones… ¡y alientos!

¡Alientos de llamadas! que nos promueven, nos lanzan… hacia un vacío de Misterio; sin seguridades, pero con certezas de un permanente Auxilio.

La aventura de vivir en una sorpresa permanente, con unos proyectos de fantasías… y, a la vez, con una vista, olfato, tacto, sabor, visón y audición… permanentes.

TIAN, en el empeño de ¡disolver dualidades!, acrecentar creatividades, alertar en previsiones… y ofrecerse en servicios; con el “tam tam” de los cantos de amores… que se buscan por los rincones.

TIAN, se hace referencia de sí misma… conociendo y respetando los entornos, las acciones y actividades con las que interactúa… Pero con la atención, la alerta y la alarma encendidas, en este tiempo de humanidad… que quiere precipitarse hacia una egolatría desconocida; hacia un precipicio de una autonomía que desconoce; ¡que reniega! de su presencia en Universo; del Misterio que rodea el vivir.

TIAN: una oportunidad de gestar… el descubrimiento propio, y la sintonía con todos los elementos de vida, hacia vivir experiencias que nos aguardan, que nos reclaman.

TIAN: una opinión de vida.

Y cada ser que por TIAN transita, se impregna de una memoria de futuro, de una llamada… a realizarse en sus ideales.

Y así, cada ser se encuentra con sus recursos liberadores, se encuentra con sus medios capacitadores, se encuentra con sus posibilidades de redención.

Y meditando sobre el transcurrir de estos tiempos y espacios, TIAN ha sabido trascender a las críticas de daño; a los presagios de fracasos; a los avisos de amenazas; a los realces de los defectos y el silencio de las virtudes.

Meditando… TIAN vive, en un día, lo que en otras circunstancias se vive en un año.

TIAN se hace, así, una prospección de futuro constante. Sin perder criterios de evaluación; ¡criterios de evaluación de calidades!

Así, poder tomar consciencia de la conexión del vivir ¡con todos!, ¡con todo lo viviente!... y poderse sumergir… en el Misterio latente de un Universo enamorado.

Y, meditando, se… ¡promueve la opción! de sintonizar con el Silencio del Verbo.

TIAN se hace contemplador de cualquier posibilidad, de cualquier probabilidad, y así se ejercita en optar por respuestas de adaptación, ¡sin renuncia de idealización!

Contemplar… la ¡capacitación de los logros!

Contemplar… la pesadez de ¡las rémoras!

Contemplar ¡la ilusión de futuros!, de esos llamados “imposibles”.

Contemplando el silencioso amanecer, el presagio avisa… de la seducción amante de la Creación, que nos impele a promover, desarrollar y permanecer en el humor-amor con-sentido, conjugado, conconcon

***

TIAN

TIAN

Sede central da escola de Neijing
RÁDIO E TELEVISÃO

RÁDIO E TELEVISÃO

Nosso canal de comunicação
INSPIRAÇÃO FEMININA

INSPIRAÇÃO FEMININA

Associação Inspiración Femenina
SEDES

SEDES

Neijing escolas no mundo